martes, 27 de marzo de 2012

Los Principios de Gerencia Científica de Taylor


Frederick Winslow Taylor nació en 1856 en Filadelfia, Estados Unidos; e inició sus estudios de leyes en la Universidad de Harvard. Aunque no fué un estudiante brillante, logró distinguirse en su clase pagando el precio de su aplicación con una enfermedad de la vista que lo obligó a desistir de sus estudios. Con toda energía buscó una ocupación que no exigiese una lectura excesiva y en 1874 entró como aprendiz en un pequeño taller; donde llegó a maquinista y a diseñador. Atraído por el trabajo industrial, pasó a la Compañía de Acero de Midvale en calidad de simple obrero, ascendiendo en un lapso de ocho años a tomador de tiempo, maquinista, jefe de grupo, capataz, ayudante de ingeniero e ingeniero. Cuando mejoró de la vista continúo sus estudios y obtuvo un grado académico en el Instituto Stevens. Durante el transcurso de su trabajo en la empresa siderúrgica desarrolló y probó el valor de las técnicas de gerencia que el llamó "Sistemas de Tareas", al que sus asociados dieron el nombre de "Sistema Taylor" y que se generalizó después con el nombre de "Gerencia Científica".



El desarrollo de su técnica surgió cuando fué nombrado jefe de grupo y trató de aumentar la producción presionando a sus hombres, lo cual suscitó airadas protestas por parte de los trabajadores.

Aunque Taylor ganó la batalla, su experiencia fué amarga; lo cual le hizo pensar y concluir que la causa principal de los conflictos entre obreros y patrones es que el gerente, sin conocer con precisión el equivalente de un día apropiado de tarea, trata de elevar la producción a base de compulsión.



Mediante múltiples experimentos logró establecer lo que podría considerarse un día apropiado de tarea para cada fase del trabajo en la compañía y sus experimentos los aplicó a otras compañías. En pocos años logró establecer una técnica de gerencia que, aplicada concientemente, daba por resultado una efectividad mayor y más alta productividad; a la vez que conservaba las buenas relaciones con los trabajadores en forma tal que pronto llamó la atención del resto de las empresas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada